6.4.06

Un Cybercafé en mi Cajuela y Un Muro en mi Frontera...

3 días de intensa meditación, lucha y autoconocimiento... O mas bien, 3 días de un poco más de lo mismo, ligeros problemas, ligeras preocupaciones, y mucho contenido de novela en una semana que ha tenido de todo, desde Marchas, Muros Fronterizos y Grupos Religiosos hasta Listas de Convocados al Mundial y guerras de declaraciones. Entre dar clases, visitar distintos establecimientos de tacos y conocer la Carretera a Colombia y saber que hace esquina con la Carretera a Monclova, ver un perro muerto y muchas cosas más, simplemente no me puedo quejar, mi vida será simple pero esta llena de vida.

En Nueva York, Los Angeles y otras grandes ciudades de Estados Unidos, cientos de miles de inmigrantes 'ilegales' se congregaron a marchar en contra de la propuesta HR4437, también conocida como ley Sensenbrenner, o como yo la llamo: "La estupida intolerancia/ignorancia estadounidense hecha ley". El congreso ya la aprobó y ahora el senado se debate la decisión de dar su veredicto, del cual depende en muchos sentidos el futuro de casi 50 millones de indocumentados que radican (pero tambien sudan, trabajan, sufren y se humillan) en el país de las barras y las estrellas.

La idea de Sergio Arau al escribir "Un día sin Mexicanos" (por mala que sea esta película) al final no es tan descabellada, pues esta cerca de pasar. Los latinos amenazan con hacer una huelga masiva el 1 de Mayo del 2006, y no solo laboral, sino también escolar y económica, pues no piensan comprar nada ni asistir a ningún lugar ese día.


El Muro Fronterizo viene a recordarnos el famoso Muro de Berlín, que aunque tenía diferentes propositos sociales, seguramente, si algún día llega a existir, no tardará mucho en convertirse en algo que a los 'gringos' les averguenze como pasó en Alemania. Esperemos que también se convierta en un lugar donde gente de ambos lados deposite su arte con obras maestras de pintura y literatura, pero sería igual de hermoso ver en ese muro un chiste donde un Mexicano se chinge a un gringo, o alguna frase como "Panchito brincó por aqui --->".

Y es que tras haber 'sobrevivido' el cambio de Milenio y haber vivido tantos cambios sociales en el mundo entero, tal pareciera que los gringos ahora quieren ir para atrás en todo. Pues no solo los inmigrantes están sufriendo las decisiones basadas en 'principios' mas viejos que mi abuela, tambien los homosexuales, que durante años lucharon por la igualdad, la aceptación y el respeto como minoría, ahora están sufriendo la creación de organizaciones, grupos religiosos y movimientos de 'apoyo' para erradicar la enfermedad de la homosexualidad...

Enfermedad?? No será mas enfermedad la intolerancia? la incultura? la ignorancia? el miedo a lo diferente? la estupidez gringa? Enfermedad es pensar que 'Dios' ve mal a los homosexuales, o pensar que es un mal y a su vez que es curable, a mi no me consta que la homosexualidad sea biológica ni tampoco psicológica, pero creo que no estamos en el derecho de juzgarla como una enfermedad ni mucho menos publicitar la felicidad que desbordan algunas 'Locas Negadas' que promueven haberse soltado de las garras de Satanás para hacer su vida llena de alegría, para dedicarse a sus hijitos y a su adorable esposa (y seguramente empaquetandose montones de billetes mientras ocultan algo que siguen teniendo...). No tengo nada en contra de los homosexuales, al contrario, lo que me caga es la gente que no acepta lo que és.

Estados Unidos tiene un extraño gusto por reprimir lo que ven diferente, promueven mucho su pluralidad y los montones de culturas diferentes que albergan, pero sigue existiendo mucha gente que no puede ver mas alla de su fea nariz, y mientras esto no cambie, va a ser difícil que el mundo acepte a una cultura "tan avanzada" economica, militar y tecnológicamente, pero TAN ATRASADA socialmente. El Tio Sam y todos los que lo adoran se tragarán sus palabras si no abren un poco mas los ojos, yo personalmente me encargaré de mandarles algunos Diegos Santoy a matarlos con el cordon de su iPod.

Y llegamos a un Jueves donde espero que las aventuras a través de esta simple vida continúen, al menos ya puedo contarle a mis Nietos que cargé un Cybercafé en mi cajuela, que conocí el cruce de la calle Hidalgo con la calle Hidalgo en Escobedo, Nuevo León (cosas así solo en mi México) y que si eres un perro y vas a morir atropellado, mejor que sea con una Coca Cola.

Hasta la próxima...

1 comentario:

Meme dijo...

si es un cadaver de un perro en realidad? si es asi de seguro fue joel el que le puso la botella de coca