22.11.07

Probando Windows Live Writer

Esta es una prueba del potencial de este nuevo Blog Feeder que viene incluido en el paquete Windows Live junto con Messenger y otros paquetes de Microsoft.

Al parecer funciona bien con Blogger, solo quiero hacer algunas pruebas y asimismo, dar un poco de señales de vida en la Blogósfera.

Veamos, una imágen por aquí:

brothers

Aqui mis hermanos Jorge, Javier y yo en una cena, si mal no recuerdo, cena de navidad, hace ya bastantes añitos :D

(Soy el de la Izquierda)

 

Ahora les pongo aqui el calendario del próximo mes de Diciembre del 2007 para que no se les pase ninguna fecha importante, por ejemplo, Navidad :S.

DICIEMBRE 2007

D

L

M

M

J

V

S

            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

 

Jajaj bueno basta de estupideces, solo quería probar esta Monserga, me agrada pero no veo razones de peso para usarla en vez del editor clásico de entradas de Blogger, así que ya veremos si el tiempo me enamora de la idea de tener un Feeder.

Saludos, chequen esto:

2 comentarios:

Rock... dijo...

HAHAHAHAHAHAHA......

Se mamó que valor!!!! esos son hombres no retazos hahahahaha...

que Pedo wero, un saludaso

Anónimo dijo...

Con el negro plástico del teclado a merced de mis dedos impacientes y la falsa madera de caoba que sirve de soporte a mis codos, no hago otra cosa que pensar en todo aquello que permanece incrustado en la superficie cerebral de mi cabeza desde que tengo memoria.

Mis ojos (ahora carentes ya de la capa más gruesa de la retina), lloran instintivamente para protegerse de la luz que emerge la pantalla. Mis dientes muerden a mis labios, como si les invitasen a entrar a la boca, a sabiendas de que no pueden hacerlo; al menos no por mucho tiempo, ni con mucha comodidad.

Sé lo inútil y absurdo de mi estado; sé lo patético e infantil de mi pensar. Hoy siento lástima por mí, así como lo hice ayer y lo haré también mañana. Porque sigo sin superar el sol en tus cabellos, el mar en tus ojos, el dulce en tus labios, la leche en tu piel; el veneno en tu saliva y la tierra áspera en tus manos. Sigo fantaseando con los encuentros que jamás fueron lo que debían, como si fuesen a volverse realidad con tan sólo desearlo.

Añoro tus comentarios rebosantes de sarcasmo que alimentaban mi masoquismo como el pan de cada día; extraño tus irónicas formas de llamarme la atención. Fuiste siempre tan taciturno y lozano al mismo tiempo, por no decir bipolar; y me veo invadida por la melancolía al pensar que sólo yo pude comprender tus arranques de locura, tu sentido del humor, tus groserías y extrañas formas de demostrar cariño. Me veo inquietada por la pesadumbre al pensar que nadie podría aguantarte como yo ni valorar todo lo que tienes… y hasta lo que no tienes. Me aflijo al sentir que tal vez sólo yo podría verte tan hermoso como aún lo hago; con el sol en tus cabellos, el mar en tus ojos, el dulce en tus labios, la leche en tu piel; ese cuello inexistente y la barriga abultada, el exagerado vello corporal y el persistente aroma a tabaco. Esa fragancia a jabón barato y shampoo para tu larga, escasa y rizada melena.

No diré que ya no te amo… no te diré que un día te amé.

Ya no quiero decir nada, pero el pensamiento está fuera de mi control. Soy ama y señora de mi boca y todo lo que entra o sale de ella; mas soy esclava y sierva eterna de todas las nimiedades que desfilan por mi mente, burlándose de mí y hasta retándome para probar mis límites.

Un día fuiste latifundista; ahora sólo eres el fantasma que llega para asustar a los nuevos inquilinos, sin saber siquiera que lo está haciendo. ¿Debo acaso desenterrar tu cadáver o echarte más tierra encima? ¿Debo ponerte cadenas o sacarte de mi propiedad?
Sólo sé que, mientras el blanquecino reflejo de tu ser permanezca en éstas tierras, ningún terrateniente tomará verdadera posesión.